Las cerraduras electromagnéticas hoy en día tienen un gran número de variantes, usos e instalación, siendo un complemento ideal para un sistema de control de accesos.

Este tipo de cerraduras electromagnéticas pueden llevar, un mecanismo  manual, llave o pulsador a distancia, por medio de dispositivos electrónicos.

Estas cerraduras electromagnéticas  es una buena opción  para asegurar una puerta en contra de una entrada no autorizada.

Cuando se destina energía a la cerradura electromagnética, se crea un campo magnético muy robusto.

El electroimán, absorve al armazón de la placa de acero, la cual se junta en la puerta destinada para este fin.

Una vez que el electroimán se detiene, la puerta funcionará de forma normal.

Una cerradura electromagnética tiene dos caracteríticas fundamentales:

  1. Posee un potente electroimán fijado en el marco de la puerta.
  2. Monta una placa metálica sobre la hoja de la puerta objeto de control.

Utilidad de las cerraduras electromagnéticas

La Cerradura Electromagnética se utiliza  como forma de apertura en sitios donde la entrada de acceso debe ser controlada.

El electroimán  crea un campo magnético al inyectarle corriente eléctrica y lleva un núcleo donde se enrolla un cable de cobre, formando una bobina.

Cuando se le suministra corriente eléctrica el núcleo se transforma en un imán, perdiendo sus propiedades magnéticas al cortar la corriente.

Es idóneo para el control, estado y funcionamiento de puertas, manteniéndolas abiertas hasta que se activen los automatismos de alarma o manualmente.

Por ejemplo la recepcionista de una empresa, cuando llaman al timbre y contesta.

Si la persona que está en la entrada le dan autorización para entrar, se pone en marcha este dispositivo de apertura de puertas.

Funcionamiento de Cerradura Electromagnética 

Las piezas principales que llevan incorporadas las cerraduras electromagnéticas son un electroimán, y por la otra parte una placa metálica llamada pieza móvil o pieza polar.

El electroimán se coloca en la moldura de la puerta, mientras circule corriente por su bobina y cierra la puerta.

Cuando no recibe corriente eléctrica deja la apertura de la puerta.

Estas cerraduras electromagnéticas  son de tipo “Fail Safe” lo que quiere decir que permanecen cerradas solo mientras exista corriente eléctrica.

Las cerraduras electromagnéticas, son aconsejables utilizar en puertas internas, donde no necesiten grandes niveles de seguridad aunque son recomendables para los sistemas de control de acceso.

Siempre durante el horario de movimientos constante de personas, en horas no laborales reforzar con otros tipos de cerraduras.

Principales características de las Cerraduras Electromagnética 

  • Montaje interior, exterior, superficial, horizontal o vertical.
  • Su instalación  permite el ajuste perfecto entre el electroimán y la placa.
  • Control automático de puertas desde la central.
  • Sencillo montaje y mantenimiento mínimo.
  • Diversidad de modelos en aplicaciónes y fabricantes.
  • La Caja puede ser de acero inoxidable, aluminio u otras aleaciones.
  • Se adaptan a cualquier tipo de puerta, ya sea de madera, metal, vidrio, etc.
  • Se puede integrar en sistemas de control de accesos.
  • Resistente a la intemperie y corrosión.
  • Otros requisitos a considerar: fuerza de retención, alimentación,consumo,dimensiones,peso y posibilidad de incorporar temporizador y dispositivo indicador de estado.

Otras ventas de las cerraduras electromagnéticas son:

  • No utilizan llaves.
  • No existe desgaste, no tienen partes móviles.
  • No tiene mantenimiento.
  • Ideal para sitios con alto  tránsito de personas.
  • Se pueden instalar en puertas antipánico  interiores y exteriores.

Instalación de Cerraduras electromagnéticas

La instalación de una cerradura electromagnética es muy fácil,  siguiendo estos pasos:

  1. Instalar la platina al marco de la puerta con los tornillos.
  2. Instalar cerradura a la platina atornillando.
  3. Instalar  sobre la puerta la pieza polar haciéndola coincidir con la cerradura, utilizando los tornillos y gomas incluidas por el fabricante.
  4. Alinear las dos piezas.
  5. Ajustar fuertemente los tornillos

Ocilar levemente la goma para facilitar la perfecta alineación de la pieza polar y la cerradura.

En el siguiente vídeo puede verse la instalación de la cerradura magnética.

 Formas de Instalación:

 La instalación de las cerraduras electromagnéticas, es muy sencilla,

Es importante que el electroimán debe estar bien alineado con la placa metálica (pieza móvil o pieza polar).

Para conseguir esta alineación existen varios tipos de bases para estas cerraduras:

  • Base plana incluida con la cerradura,
  • base tipo U,
  • Base Tipo L,
  • Base tipo Z.

Base plana:

La cerradura electromagnética se monta en el marco de la puerta, se utiliza el soporte plano que viene con la cerradura.

Debe colocarse en la esquina opuesta a las bisagras, en posición horizontal.

La coloca verticalmente  cuando el marco superior sea más débil que el perfil vertical.

Hay que fijar la placa móvil a la puerta alineada con la cerradura.

Base L:

Se coloca el electroimán cuando no puede montarse directamente en el marco, sujetamos la placa móvil a la puerta alineada con la cerradura.

Base Tipo U:

Esta base es utilizada para puertas de vidrio sin marco.

Colocamos la base en el vidrio, la pieza móvil, ya que no podemos montarla directamente en el vidrio.

El electroimán se monta en el marco igual que el paso anterior.

Base tipo Z:

 Se instalara en puertas que abren hacia el interior, para proteger el electroimán con una instalación interior.

Se colocará sobrepuesto en la pared arriba, del marco de la puerta, en la esquina opuesta a las bisagras, y un soporte en “Z”.